viernes, 31 de mayo de 2013

TOPACIOS y BERILOS de la CANTERA DE LA OSA



       TOPACIOS Y BERILOS ESPAÑOLES

                                            LA CANTERA DE LA OSA

           VALLE DE LA SERENA----------------------------------OLIVA DE MERIDA




Siendo yo monitor de practicas de gemología en el Instituto Gemológico Español, allá por el 1983-84, un alumno extremeño me enseño un precioso ejemplar de topacio incoloro de calidad gema que había encontrado en una pequeña cantera de granito abandonada, además me comento que en una cercana sierrilla había encontrado un ejemplar todavía mayor. Este dato quedo impreso con carácter prioritario en mi subconsciente. pocos años después y a raíz de la publicación de Garcia Guinea sobre recursos gemológicos, en concreto un mapa,en el que se citaba la existencia de topacios en Extremadura en varios puntos del Valle de la Serena; hizo que retomase el asunto y me interesase en visitarlo.
2 DE JULIO DE 1991
En el verano de 1987 me lance a la aventura y puse rumbo al Valle de la Serena; al llegar a esta localidad lo primero que hice fue buscar fonda, resultando que no había, pero me dieron la dirección de una señora que alquilaba habitaciones.Curiosas coincidencias tiene la vida y en esta ocasión la suerte se puso de mi parte, en la casa que me hospedaba coincidí con un geólogo andaluz de Málaga o Granada que estaba haciendo un estudio sobre menas metálicas en la zona para una empresa, como coincidía con mi búsqueda de los yacimientos de Wolfran,
La cantera de la Osa 2 de Julio de 1991
me informo y oriento hacia una cantera mencionada en el trabajo de Garcia Guinea, La Cantera de la Osa. Amablemente se ofreció a llevarnos, pues era de dimensiones muy reducidas y estaba abandonada hacia tiempo, lo cual dificultaba su localización. Después de un largo trayecto desde el Valle, cogimos una pista (camino de oveja) que llevaba al cortijo de La Osa, siguiendo el reguero de los Aviones. En aquellos tiempos era difícil de localizar, apena había cantera era una corta minúscula de la que habían extraído muy poco granito, y que ahora estaba inundada, era una charca. el cortijo estaba abandonado y en las proximidades lo único que había era un rebaño de ovejas que deambulaba por la serranías cercanas sin perros ni pastores. Dejamos su "cuatro latas" justo en la charca y nada mas desembarcar al acercarnos para ver el granito una pequeña veta pegmatitica con feldespato que lo cruzaba nos ofreció un pequeño topacio azul, ¡buen augurio!.



     En los dos días que permanecimos pudimos recoger sin demasiada dificultad topacios sedimentarios y picar una zona de gneis con berilos verdes fracturados y con las caras muy alteradas, cuarzos hialinos y ahumados muy bien cristalizados y cristales de feldespatos.


Muy satisfecho con la primera prospección decidimos volver  pero para no pasar calor decidimos ir en otoño....¡Que lagrimones! nos caían, ese viento gélido, no en vano llaman a esa zona la siberia extremeña. Volvimos a encontrar lo mismo que en el viaje anterior y trazas de berilos de grandes dimensiones con color pero translúcidos y sin interés cristalográfico.


La gran distancia entre Asturias y Extremadura unido al hecho de no haber encontrado nada novedoso me hizo dudar en volver o no. Pero unos meses mas tarde allí estaba a principios del verano ¡eso si!; e inspeccione la cercana mina de San Nicolás sin mucho empeño en donde no conseguí encontrar nada destacable excepto fluorita verde y muy mala comparada con la Asturiana. También baje a Merida a probar suerte en el Berrocal a ver si conseguía ejemplares verdes, ¡pero que va! muestras pequeñísimas nada que ver con la abundancia y el tamaño de La Osa, aquello quedo esquilmado hace muchos años.
 Por dos  veces mas me volvió a "picar el gusanillo" y con la disculpa de reponer ejemplares que había dado o intercambiado me encamine de nuevo hacia aquellas tierras. Pero el tiempo y la falta de perspectivas de novedades hizo que mi interés decayese.
   Fue en 1991 cuando me dio por ir a ver como estaba aquello, y ver si las lluvias habían dejado al descubierto algo interesante que se me escapo en viajes anteriores.En esta ocasión estuve recorriendo prospecciones cercanas y pozos verticales sin resultados destacables, masas de topacios muy transparentes pero completamente fisuradas que impedían su utilización gemológica y cementados por wolframita; en el pozo vertical que perseguía una pegmatita, lo destacable era el contacto con la cuarcita encajante que estaba completamente tapizado por agregados de micas, en uno de los casos un bloque presentaba un cristal de topacio descansando sobre las micas.Estos pequeños pero nuevos indicios me animaron para acudir de nuevo.
      Era 1993, verano y dispuse de 5 días para bajar a La Osa. Prepare el petate y me puse en viaje; la falta de prisa, hizo que se me hiciera tarde y llegase a la cantera a eso de las 11 de la noche a oscuras, solo los faros del coche me iban descubriendo con gran sorpresa un cambio de escenario. El camino antiguo había sido ensanchado y se apreciaban rodadas de camiones y maquinaria, al llegara la altura del cortijo dos grandes moles cuadrangulares de granito flanqueaban el camino dando paso a una polvorienta explanada con mas moles de granito recién extraído; busque una zona aplanada y poco pedregosa, instale la tienda y me dispuse a pasar la noche.

Cuando amaneció...¡¡¡Que espectáculo!!!... habían comenzado la explotación del batolito

.....había una gran corta con un pequeño lago en su base.....






una gran escombrera.....














 una zanja que discurría arrollo abajo y servía de desagüe del lago





.....una escombrera lateral a la zanja. ¡Y todo muy fresquito!




Comienzo la inspección, reviso el corte y se aprecia un granito muy uniforme poco alterado internamente; en la rampa de acceso al corte, osea el contacto mas inmediato con la cuarcita,....


  solo se aprecia como interesante una veta de color "fosforito" verde de aspecto escamoso, brillo céreo, el polvo que se había desprendido de ella estaba alterado a amarillo-pardo.
en su contorno óxidos , minerales y aureolas
aquello ni lo toque,  ..... no me atraen los materiales radioactivos.





En la base de la escombrera encontré microclima en cristales y en unos característicos agregados en forma de abanico; con un ligero tono azulado que nos hace pensar el amazonita.
 Al inspeccionar la zanja se localizan numerosas pegmatitas,con cuarzos, micas, berilos y topacios de pequeño tamaño.De todas ellas destaca una que atraviesa en diagonal el canal.


En 1993( nismo sitio la foto)
En 2013(mismo sitio la foto)




   





















De esta pegmatita recupere una "coquera" de arcilla roja con numerosos cristales aislados de Berilo aguamarina, biterminados, delgados con un largo de 1 a 3cm de largo y con figuras de corrosión en las caras.
    La mayor parte de los ejemplares recuperados de esta pegmatita desde entonces han sido cristales delgados de calidad gema interpenetrados en cuarzo, estos presentan las caras lisas y brillantes.


Aguamarinas de la "coquera"



                                            

Cristalización de cuarzo con Aguamarinas sobresaliendo




Otra de las pegmatitas nos ofreció gran numero de cristales idiomorfos de topacio con calidad gemológica pero de pequeño tamaño.

 El matrix sobre el que se localizaron era una pegmatita pobre en cuarzo  con mica y feldespatos caolinizados y se disgrega con suma facilidad, por lo que obtener ejemplares con matriz no es lo habitual.





Los cuarzos









Localizados a lo largo de la escombrera fruto  de las extracciones de la zanja algunos muy interesantes por su morfología , por sus inclusiones así como por su asociación a otros minerales.

Cuarzo con pequeños prismas biterminados, posiblemente casiterita
















Cristales aplanados de cuarzo hialino, parcialmente recubiertos por siderita lenticular en rosetas



Añadir leyenda




Posteriormente volví al yacimiento en dos ocasiones mas, para recoger mas muestras, algunas de ellas fueron a parar al Museo de Ciencias Naturales de Alava.
   En un principio no se dio la localización completa de las piezas, se ubicaron en Merida, lo cierto es que era Oliva de Merida-Valle de la Serena, pero era mas genérico el nombre y mas difícil de localizar, practica muy habitual entre nosotros los coleccionistas; hemos de tener en cuenta que en aquel entonces poquísimos eramos los que conocíamos el yacimiento, y de esa manera se protegía un poco el hallazgo.
   Con el tiempo empezaron a aparecer algunas piezas por las exposiciones, ya cerca del 2000, yo en concreto solo se lo había comentado a M. Mesa y a Damaso M (ambas personas de confianza), y cuatro o cinco años después al ponerse en contacto con migo responsables del museo de Alava corregí  la localidad y les di la definitiva, a partir de entonces fue cuando empezaron a aparecer ejemplares y comentarios por las exposiciones. Y ya bien entrado en el nuevo siglo le di la localización exacta con detalle a un inquieto coleccionista Jose Manuel "Torpedo". Desde entonces es visitado asiduamente por coleccionistas.
           En el 2013 decidí volver para ver el estado actual. Me lleve una agradable sorpresa, mas medioambiental que minero-gemologica. Tuve el acierto de ir a finales de marzo, y la cantera había sufrido una transformación muy favorable , que apreciareis en las fotos.



Durante estos últimos años la "Burbuja Inmobiliaria" hizo que se reanudara la explotación del batolito, abriéndose dos nuevos cortes, que en la actualidad están inundados. Esto dio lugar a dos lagunas, permanentes que han revitalizado el lugar, cambiando drásticamente  el paisaje y la biodiversidad, para mejor.


                                                                                        La fuerza de la naturaleza en Extremadura se
adueño de la polvorienta explanada, de las escombreras y de las zanjas convirtiendo lo en un entorno paradisiaco. Para disfrute de naturalistas y coleccionistas de minerales













Galápagos autóctonos ascendieron por el arroyo y se instalaron en las charcas adueñándose de ellas, como se puede apreciar.











                         Se ha convertido en una sala de arte al aire libre donde en un espacio multicolor se combinan bellas suaves y policromas formas naturales con ásperos y monocromáticos lienzos artificiales labrados por las herramientas de los canteros.




                                Cortes y talados en bloques que esperan en la cantera el traslado para su manifactura. El granito es el de tonalidad mas blanca de todos los extraídos en España. Y por lo tanto de los mas apreciados.
















                                                                                                                                                                                                                                                       
                                                                                                                                                                                                                http://www.foro-minerales.com/forum/viewforum.php?f=30&sid=9a8a2000d342670e140077e38226aae0                     http://www.mindat.org/loc-106003.h                                                                                                         http://www.foro-minerales.com/forum/viewtopic.php?t=7829http://www.mtiblog.com/2014/12/aguamarina-de-cantera-de-la-osa-oliva.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario